Alzheimer

La soledad del acompa?ante

En muchas ocasiones la persona que acompa?a a un enfermo de Alzheimer se siente bastante solo, sobre todo en los primeros estadios de la enfermedad, en los que la persona enferma sigue relativamente bien, pero a la que el acompa?ante ya no busca o solicita consejo, conversaci?n o complicidad justo por saberla enferma. Esa soledad que siente el acompa?ante, no se debe tanto a que no haya personas a su alrededor, incluso a lo mejor tiene la suerte de compartir el acompa?amiento con otros familiares, es m?s bien una soledad que nace de no ?poder compartir? con la persona enferma de la misma manera que antes (buena o mala) se hac?a.

Esa soledad muchas veces la exteriorizamos como una frustraci?n con la persona enferma o con la sensaci?n de injusticia por la enfermedad. En esos momentos quiz?, aunque a algunos os pueda resultar contradictorio, es bueno atreverse a compartir esto con la persona enferma; evidentemente, con mucha delicadeza, respeto, eligiendo las palabras y los momentos y sobre todo teniendo en cuenta si la persona enferma quiere o puede compartir estas sensaciones. Compartir con ?l o con ella es poner en palabras de la forma m?s suave y honesta que uno a veces se siente un poco solo porque hecha de menos cosas que hab?a antes y que ya no est?n; tambi?n significa preguntarle a la persona si a ella le sucede algo parecido, si echa de menos algo o a alguien que ya no est?.

Probablemente nos sorprendan las respuestas, pero creo que lo que m?s sorprender? es que nos daremos cuenta de que hemos vuelto a compartir algo con sentido con la persona enferma, no de la misma manera que antes, pero s? desde esa intimidad que le da sentido a la relaci?n y que la hace ?nica, no por lo que nos contamos, si no por la naturaleza de la relaci?n, por esa cualidad que es irrepetible.

Seguramente despu?s de compartirlo con ella, nos sentiremos menos solos y la persona enferma se habr? sentido acompa?ada, es decir, escuchada, tomada en cuenta y buscada por el otro, su acompa?ante, para disfrutar de un rato juntos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.