Alzheimer

Detecci?n de la enfermedad

Quiz?, si lo miramos reduciendo la detecci?n de la enfermedad a la ?ptica m?dica desde las pruebas diagn?sticas, no haya muchas dudas sobre el tema, (aunque en muchos casos siga siendo dif?cil para la medicina determinar a qu? tipo de demencia exacta nos enfrentamos).

Sin embargo, tanto para el enfermo como para los familiares el tramo de tiempo que va de la sospecha de que algo no va del todo bien a la confirmaci?n del diagn?stico por parte del especialista es muchas veces largo e incierto. Esto no es particular del Alzheimer, en todas las enfermedades se da un lapsus temporal que va desde el malestar hasta la visita al m?dico y que se prolonga hasta el diagn?stico definitivo (cuando afortunadamente lo hay).

Lo que s? es particular del Alzheimer es algunas de las reacciones que se dan por parte de la persona afectada y de sus acompa?antes cuando comienzan las primeras ?anomal?as en el comportamiento?. En la gran mayor?a de las ocasiones la persona no se queja ni comenta que ha comenzado a ?sentirse rara?; en general viven los primeros s?ntomas de la enfermedad en solitario, con angustia. La reacci?n general es disimular y buscar, casi siempre de manera inconsciente, estrategias para camuflar los s?ntomas que la persona ha empezado a detectar como ?fallos? en su comportamiento o actividad. En algunos casos, me atrever?a a afirmar que son los menos, la persona s? manifiesta que no sabe lo que le pasa, que se le olvidan las cosas o que est? nerviosa.

Ese estar nervioso es muchas veces la explicaci?n tanto por parte del enfermo como de los acompa?antes de todo lo que est? sucediendo; es f?cil esta superposici?n ya que muchas veces la eclosi?n de la enfermedad sucede a alg?n acontecimiento estresante (cambios como la jubilaci?n, la marcha de un hijo, la muerte de un ser querido o alguna circunstancia adversa) y tambi?n porque s? existe ese estr?s pero en un orden distinto al que se suele plantear.

No es el estr?s la causa del ?olvido? o de la ?incapacidad de?, sino que es la conciencia que el enfermo tiene de su ?desfase? lo que hace que aparezca ese nerviosismo, ese estr?s, esa ansiedad en la mayor?a de las ocasiones. Todos esos ?desajustes? que empiezan a hacer mella en la cotidianidad de la persona y en su entorno se reciben normalmente como si fueran ?despistes? causados por las prisas, por el nerviosismo del paciente, sin embargo, creo que todos los implicados en esos momentos comienzan a sospechar que hay algo m?s.

Muchas veces por miedo, otras porque realmente no podemos ver (aceptar) del todo lo que est? sucediendo, vamos dejando pasar esos indicios hasta que sucede algo que podr?amos denominar un ?despiste mayor?. La persona olvida algo importante o reacciona de una manera que asusta a su alrededor por estar completamente fuera de lugar de manera alarmante, o se pierde, o desatiende algo que puede generar una situaci?n de peligro (gas, fuego, accidentes).

Creo que lo verdaderamente importante en esos momentos iniciales, donde todo parece absolutamente normal, pero de repente ?pasan cosas raras?, es tomar nota de lo que est? pasando, sin exagerar ni adelantarnos al diagn?stico, ya que s? que pueden deberse a factores como la ansiedad o la depresi?n o alg?n tipo de problema fisiol?gico (como por ejemplo, un problema de tiroides o una infecci?n que cursa sin dar la cara); ver la frecuencia, ver que pas? antes de ponerse nerviosa o malhumorada la persona enferma, si hab?a algo que estaba intentando hacer y no pod?a. Hay que tomar nota pero tambi?n quitarle importancia para no angustiar m?s a la persona enferma. Intentar ver si hay patrones de repetici?n, es decir, si cada vez que va a hacer algo surge el estr?s. Por ejemplo, si cada vez que va a llamar por tel?fono o en bastantes ocasiones que va a llamar por tel?fono surge el malhumor, la ansiedad o el estr?s; quiz? es el hecho de no recordar los n?meros o de no saber la secuencia para efectuar la llamada lo que dispara la reacci?n.

Observar, tomar nota, y tranquilizar a la persona a la que le est? sucediendo esto; tambi?n ser muy receptivo a lo que la persona relata o expresa cuando le suceden estas cosas y si ella est? abierta compartir lo que ella piensa al respecto.

Evidentemente, si vemos que los sucesos se repiten a menudo ser? conveniente consultar con un especialista. Pero si nosotros ya hemos hecho este trabajo de observaci?n acudiremos a la consulta con datos valiosos que pueden ayudar al m?dico y sobre todo a la persona.

Aqu? os dejo un link que habla sobre la detecci?n temprana del Alzheimer mediante un test de sangre, a m? no me termina de convencer lo que explican por muchos motivos, pero ser? discusi?n de alguna otra entrada.

Pero si quieres comentar lo que a ti te parece estar?a genial que lo compartieras con un comentario aqu? o en el grupo de Facebook.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.