Acompañamiento terapuético: niños y adolescentes

A qué ayuda este acompañamiento terapéutico:

  • A identificar cómo se está sintiendo, qué sentimientos están son los más presentes en este momento, identificarlos, explorar de dónde pueden venir y a dónde pueden llevar y a trabajarlos para que no sean un impedimento en su día a día.
  • A desarrollar una autonomía personal a nivel emocional y organizativo que le permita encarar sus circunstancias y sus reacciones ante ellas y que le servirá no sólo en su desarrollo sino también en su vida adulta.
  • A crear nuevos recursos de interacción social, los cuales son sustanciales para el desarrollo de la personalidad.
  • A explorar su mundo interior de manera que puedan vivir y experimentar sin miedo, rabia o frustración las circunstancias actuales de su vida aquellas que son viejas conocidas aunque no sea de manera consciente y esas que son tan nuevas y desconocidas.
  • A aceptar dos de las características de la vida que muchas veces olvidamos o intentamos eliminar: la incertidumbre, esa certeza de que no podemos saber siempre qué pasará mañana, y la del hecho de que no se puede controlar todo, sólo podemos trabajar aquello que depende de nosotros. Dos elementos que serán claves para nuestra vida adulta.